RATBAGPUNCE
foro de rol +18 hetero | yaoi | yuri
Últimos temas
» SCARLET FIRE { +18 } | Élite.
Ayer a las 7:43 pm por Invitado

» The motherfucker's rules
Jue Ago 17, 2017 3:07 pm por James Hudson

» Terathia RPG [+18] [Élite]
Jue Ago 17, 2017 11:45 am por Invitado

» ♚CHECKMATE♟ - Yaoi +18 - Af. Élite
Lun Ago 14, 2017 11:45 pm por Saskia van Haaster

» Nunca es tarde para una segunda primera vez (Privado -Misaki // R+18)
Dom Ago 13, 2017 1:18 am por Misaki

» Aviso de ausencia
Vie Ago 11, 2017 9:17 pm por Nishka

» Broken ♛ Crown {Elite}
Lun Jul 31, 2017 3:27 pm por Saskia van Haaster

» Shinobi Wish {Cambio de Botón Élite}
Lun Jul 31, 2017 3:17 pm por Saskia van Haaster

» Lacrim Tenebris [Élite] - Cambio de botón
Lun Jul 31, 2017 3:16 pm por Saskia van Haaster

NINETTE BELLADONA —BÚSQUEDA DE ROL
KALILAH T. PENTAGHAST — SERCHING FOR A LANDLUBBER
LEAH MAURER —JUSTICE HAS COME.
GINA O. FALCONE —ROL DEL BUENO Y DEL SABROTZO.
AFILIADOS


—directorios & recursos



última limpieza 18.07

Gran oportunidad [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gran oportunidad [Privado]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 27, 2015 10:49 pm



El día que las cosas hagas bien...



Luego de su último trabajo Svend había recibido varios mensajes, al parecer la gente del mundillo andaba bastante alterada, por no decir que bastante, pero no le había prestado demasiado atención al suceso, en realidad no había leído ni siquiera el primer mensaje, estaba demasiado cansado como para hacer aquello, simplemente dejo el celular por algún lugar de la habitación y se tumbó sin comer y sin despertar a su hermana para saludarle, tan solo deseaba descansar un buen rato, había tenido dos jornadas agotadoras y sin descanso. Al despertar tan solo reconoció que el día había pasado y que su hermana claramente estaba en la universidad, fue entonces cuando tomó el celular con premura para ver la hora y vio los veinte mensajes, ¿qué sería? Resultaba ser medio día, debía comer, su estómago se lo indicaba, no obstante la curiosidad le ganaba, se sentó sobre la cama desecha y empezó a leer, pasaron varios minutos, Svend leyó cada mensaje tras otro, al parecer un incidente había pasado con algún familiar del Gobernador y se buscaba reforzar la seguridad de la familia del mismo, Svend ya tenía dos años realizando el trabajo de guardaespaldas en Punce y se podía decir que había sobrevivido bastante, pues peligro no es lo que faltara por estos lares, así que su experiencia le avalaba, varios compañeros le mandaron mensajes indicando que tome el trabajo, y que no lo dejara porque la paga sería buena, en realidad Svend podía dudar en no hacerlo solo porque se notaba que resultaría algo muy serio, es decir, que no podría dejarlo cuando quisiera como suele estar acostumbrado a hacer, dejo el celular en la cama y se levantó de golpe para ir al baño, luego a la cocina, se puso a pensar entonces en los pros y los contras, incluso con el bocado en la boca estaba más concentrado en el asunto que en disfrutar de la comida, y esto ya es mucho pues el rubio ama demasiado comer, al final de cada balance siempre salía ganando el de presentarse para el trabajo, porque Audrey inclinaba la balanza, un buen trabajo y estable, para pagar su universidad, el alimento y cualquier necesidad que aparece con el día a día de una universitaria a la cuál le pide trabajos o debe reunirse, comer fuera, siempre estaban cortos por sus trabajos entre tiempos y por su negativa a dejar que la misma tomara un trabajo.

Svend se negaba a dejar su costumbre, no obstante debía, “era el momento”, fue a su habitación, eligió su terno más formal y nuevo, combinaciones de camisa y corbata que su hermana le había hecho hace tiempo, “quedaban bien” según ella. Una vez elegida la ropa se fue a duchar muy rápidamente, se secó con la primera toalla que encontró, se vistió, tomó el celular, la billetera y salió, llegaba de sobra para la hora de las entrevistas, no obstante su lado ansioso le quería hacer llegar lo más pronto posible, además odiaba esperar, seguramente no habrían pocos postulantes, ¿o quizás sí? Después de todo varios mensajes mostraban comentarios como: “Ni loco trabajo ahí, no quiero morir”. Realmente Svend no es que no tuviera miedo a morir o no tuviera aprecio por su vida, pero no se intimidaba con facilidad, así que poco le importaba, para él solo era un trabajo más, podía morir en una oficina o en un callejón, solo le preocupaba dejar un buen sustento a su hermana si eso sucedía. Perdido entre sus pensamientos llegó a la oficina estipulada en los mensajes, todo parecía estar muy ordenado y serio, realmente esto no era un juego, no iba a trabajar para políticos borrachos y viciosos o para engreídas estrellas de momento, estado frente al edificio recordó sus inicios como guardaespaldas, que en realidad era “trabajar de matón” para algún narcotraficante, poco a poco fue evolucionando, ¿ahora trabajaría para alguien importante? Si estaba a la altura sí, entrando lo descubriría. Retiró los lentes oscuros de su rostro y los colocó en el cuello de su camisa, con tranquilidad ingresó y justo entonces vio salir a un hombre que tenía toda la pinta de ser guardaespaldas también aunque en realidad no le conocía ni el rostro, no debía ser alguien de su círculo o debía de ser nuevo, le preguntaron de inmediato si venía por el trabajo, a lo que asintió, al cabo de unos minutos le hicieron pasar a la oficina, ¿quién sería el entrevistador? ¿El cliente o algún allegado o estipulado para el personal? Realmente prefería hablar siempre con la persona para la cual trabajaría pues así podía estudiarle y entender sus necesidades, pero no se iba a poner sibarita en una situación así, que sea como sea, pero que lo haga bien – Buenas tardes – Pronunció al pasar finalmente por la puerta, no estaba nervioso, pero sí expectante.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran oportunidad [Privado]

Mensaje por A. Yasushiro Osaki el Sáb Mayo 30, 2015 4:47 pm

Luego de todo aquello necesitaba a alguien más que pudiera cuidar sus espaldas, Yasushiro no era un hombre incapaz de poder cuidarse solo, tampoco es como si le temblara la mano a la hora de empuñar algún arma, sin embargo quedaba mal que el gobernador repartiera golpes en vez de beneficios a la gente de Ratbag y/o Punce ¿Verdad? Ivo-san era un hombre mayor y luego de todo aquello con Natsuki no quería que sufriera algún trauma más. El moreno cuidaba demasiado a la gente que amaba, no podía permitirse volver a perder a alguien más, no después de la traición de su anterior pareja. ¿Quién lo hubiera dicho? Aquel niño que no mataba ni una mosca estaba del lado del anterior postulante para vicegobernador, por suerte todo había salido bien para el moreno. Aun así no se quedaba tranquilo de que todas las cosas quedaran igual, ya no podría fiarse de nadie y sus guardaespaldas quizás eran demasiados pero poco hacían por él, necesitaba a alguien fuerte a alguien que tuviera la personalidad y las ganas de soportar aquella presión que suponía ser el guardaespaldas del vampiro.

El día había comenzado como muchos otros días también, luego de revisar todas las habitaciones y que todos estuvieran bien salió hasta donde la puerta principal de su nuevo hogar, aún no se acostumbraba a tener que vivir tan lejos de lo que alguna vez había vivido, en el umbral lo esperaba Ivo-san quien aún se recuperaba desde la última vez, el anciano de arrugas marcadas en su rostro le sonrió ligeramente a lo que Yasu simplemente se acercó y le palmeo la espalda con cuidado. ― Deberías seguir durmiendo. ― Musito mirándolo por el rabillo del ojo. ― Creo que estoy bastante grande como para cuidarme hasta conseguir a alguien más que lo haga por mí. ― Comento y rio por lo contradictorio de su comentario. ― No se preocupe, solo lo llevaré a su destino. Es mi deber al fin y al cabo ¿Verdad?― Pregunto el hombre a lo que afirmo con el rostro y salieron juntos hasta tomar la limusina. Salir de aquel lugar resultaba fácil para alguien como Ivo-san quien antes de cambiarse de casa había estado estudiando los movimientos y la cantidad de gente que conocía dicho lugar. Era un bosque que cruzaba aquella gran mansión para luego salir a la carretera. El viaje sin embargo fue más corto de lo que el moreno pensaba que iba a ser, lo cual de alguna manera era bueno.

Le habían dicho que hoy se iban a presentar voluntarios, aunque los días anteriores también había ido gente la cual antes de que el moreno hablara se arrepentían de haber ido, o simplemente no se presentaban y dejaban sus curriculums, aquello le parecía una falta total de respeto, pero en fin, ir nuevamente a la oficina suponía además de todo aquello que había trabajo que hacer y Yasu lo haría sin dudar. Se bajó de la limusina y se encamino hasta su oficina en donde luego de ser recibido por los recepcionistas se adentró a su oficina, el clima estaba perfecto no hacía ni frio ni calor por lo cual simplemente se desprendió los botones del saco y comenzó a trabajar de inmediato con los papeleos. No fue mucho tiempo más que la puerta sonaba y un caballero de cabellos rubios aparecía por el umbral. ― Adelante. Buenas Tardes― pronuncio levantándose de su silla para pararse frente al contrario y extender su mano. ― Imagino que está aquí por el tema del guardaespaldas ¿Verdad?― Pregunto y es que sabía que nadie más vendría por otra cosa. Se acercó a la silla frente a su sillón y le corrió la misma invitando a que se sentara. ― Tome asiento por favor. ― Dicho esto, él mismo se acomodó también en su sillón y colocó sus manos en el escritorio. ― Para ir directo al grano, la verdad es que bastante han venido aquí y no han hecho más que hacerme perder el tiempo. No necesito ni me sirve alguien que simplemente venga y se acojone por un título que no vale más que lo que la gente desee que dure. ― Comento sincero ladeando sus labios, y es que sabía que él duraría en el poder solo lo que el pueblo quisiera que durara, si hacía bien las cosas y cumplía con la gente. ― Estoy necesitando a alguien que pueda cuidar mis espaldas, no digo las 24 horas del día, pero si un buen rato. Es decir, no busco una nana.― Rió ligeramente encorvando sus finos labiales. ― Solo busco un poco de protección, creo que salió en todos los diarios la falta en la seguridad que hubo la última vez y pues, no quisiera que eso se repita. ―

― El pago es bueno, muy bueno la verdad. Y es que no escatimo en gastos cuando se trata de la seguridad y es que quizás muchas veces yo no necesite que estés conmigo pero si con mi hijo o con otro integrante de mi familia. ― Se sinceró, sabía que no debía confiar en la gente, pero es que si no iba directo y decía lo que estaba buscando luego quizás, con la presión la gente simplemente se marcharía. ― Por cierto, ¿Cuál es tu nombre? ― Pregunto y se levantó de su silla para ir a una pequeña mesita y buscar un poco de bebidas. ― ¿Quieres un whisky?―


Si no sé amar al menos sé olvidar.


Yasulin:






#4479eb
A. Yasushiro Osaki
avatar
Vampiro

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran oportunidad [Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 30, 2015 7:01 pm



En cuanto entró por completo notó el aroma y lo supo de inmediato, el que tenía al frente resultaba ser un vampiro, lo cual hacía la situación curiosa por no decir poco, Svend estrechó la manejo ajena con normalidad, casi había olvidado los modales por trabajar tanto tiempo para “honorables empresarios del mundo subterráneo”. El rubio tomó el asiento ofrecido y asintió con neutralidad ante su pregunta sobre el trabajo, claramente estaba ahí por ello, prefirió mantener el silencio y escuchar con atención las palabras ajenas, y en parte no pudo evitar sentir culpa de su despiste pues no había leído ni escuchado las noticias, no lo hacía en varios meses, se enteraba de todo por medio de contactos y la experiencia propia de estar en el “campo”, claro, se enteraba de situaciones que a él le competían del todo. Le agradó escuchar sin duda la frase “buena paga” Justamente es lo que estaba buscando, para hacer ese cambio que necesitaban él y su hermana, Svend sopesó una vez más todo en cuestión de segundos y tras un parpadeo casi imperceptible respondió – Svend Harmer, mucho gusto – El lupino observó al hombre dirigirse hacia el alcohol, el rubio no solía beber, no obstante poder obtener un buen trabajo resultaba una ocasión relevante, así que lo haría, en gran parte por ser condescendiente y no rechazar al hombre – Un vaso estaría bien – Esperó un minuto antes de empezar a responder, si algo le gustaba y además caracterizaba a Svend además de su mal humor, sin duda era el ser directo, le encantaba tratar las situaciones de manera directa sin ir a rodeos, no obstante sin llegar a discutir de manera negativa o con bravatas, sobre todo si no había necesidad de ello – Si tuviera miedo o sintiera algún tipo de incapacidad respecto a realizar esta labor, créame que no estaría aquí perdiendo mi tiempo, y haciendo que se pierda el suyo, por otro lado seré directo también, no vengo con ninguna recomendación, tampoco con ningún curricuculum vitae respecto a mis labores como guardaespaldas, y no porque no tenga experiencia previa, lo cierto es que no tengo nada de esto porque desde que empecé a trabajar como guardaespaldas lo hice siempre para seres de Ratbag, y creo que no necesito explicarle como es el mundo subterráneo, sus empresarios, sus reglas y sus negocios, pero basta con decir que son ilegales y peligros por la misma naturaleza de la zona – Svend consideraba algo natural comentar aquello, trabajar para gente de dudosa reputación no le volvía como ellos, y por otro lado le daba suficientes créditos al vampiro respecto a si él podía huir o irse por algún tipo de miedo respecto a la labor.

Svend debía “ganarse” el puesto, lo tenía claro, no obstante no tenía del todo claro que hacer para ello, simplemente debía adecuarse a las necesidades del empleador, como siempre, y quizás mencionar aquello resultaba lo más adecuado a fin de cuentas – Comprendo o creo comprender la situación, es capaz de cuidarse solo, como cualquier ser con las habilidades que su raza le otorga – Lo último lo pronunció en un tono más bajo, uno que solo pudiera escucharse en la habitación, “privacidad” un término que el guardaespaldas sabía manejar a cabalidad y lo estaba haciendo notorio – Pero no es capaz de estar pendiente todo el tiempo de lo que pueda suceder, lo cuál es natural, no se puede ser omnipresente, además dudo que sea bueno para usted verse envuelto en ciertos líos, si le han fallado antes comprendo su molestia y su duda respecto a las personas que vienen a tocar su puerta y le dicen: “Ponga la vida de los seres que le importan en mis inexpertas y poco fiables manos” Ah, sí, puede resultar bastante molesto, por ello no le confío a nadie el bienestar de mi hermana, solo a mí mismo – Para términos de honestidad podía decirse que ambos iban bien y aquello solo podía resultar favorable desde su propia óptica – Imagino que tiene un grupo humano de trabajo, ya que dudo que una sola persona se encargue de la seguridad, e imagino también que el incidente se dio por el fallo de la cabeza del grupo citado, por ende no necesariamente todos los efectivos con los que cuenta sean un mal elemento, si necesita lo que entiendo entonces puedo ofrecerlo, todos los días de la semana, y en cualquier horario, puede un día solicitarme de día, otro de noche, o de tarde, así que no debe preocuparse por horarios flexibles o por tener que enviarme a proteger a las otras personas que ya citó. Si necesita más información de mi tan solo debe preguntar, le responderé con gusto cualquier duda que tenga respecto a cómo realizaría mi labor o que pienso respecto a la situación en general, eso sí, necesitaría algo más de información también antes de responder, después de todo y aunque me gustaría, no soy vidente – Mantuvo su postura de manera adecuada sobre el asiento y se tomó el tiempo de observar a su alrededor ya con un poco más de tranquilidad, todo parecía ordenado, podía intuir un poco de como es el ritmo de vida del gobernador, y quizás también el de sus allegados, pero no podía simplemente presumirlo, mejor escuchar con atención antes de sacar conclusiones, después de todo no perdía nada, y el simple hecho de estar aquí ya resultaba un paso favorable para él, pues tal como le dijo minutos antes: “Si no estuviera listo para afrontar esta tarea, no estaría aquí”.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran oportunidad [Privado]

Mensaje por A. Yasushiro Osaki el Mar Jun 09, 2015 4:48 pm

Sonrió afirmando ligeramente mientras le ofrecía la bebida, le gustaba como el rubio hablaba, le gustaba que fuera sincero y conocía Ratbag, sus primeros años al llegar a Australia, la única Australia que había conocido era lo que ahora era llamado Ratbag, afirmo nuevamente y se volvió a sentar en su sillón teniendo entre sus dedos aquel vaso mientras lo hacía ligeramente girar junto con el hielo que golpeaba el vidrio. ― Reconozco que Ratbag no es lo mejor y también sé que tantos sucios tratos se hacen… ― Suspiro, no sería hipócrita, querer tapar el sol con el dedo no iba con el moreno. Por eso simplemente asentía a sus palabras. ― Muchas veces quien tienen mejor reputación no son aquellos que tienen el currículum más grande.― Comento y rio por lo bajo.

―Pues bien, es tal cual como dices. Pensé en que todo el grupo se fuera, pero sería meterlos a todos en la misma bolsa y realmente sabemos que no siempre se solucionan las cosas de esa forma, cuento con un grupo bastante grande, pero lamentablemente la mitad de ellos fueron despedidos. Ahora bien, quienes han quedado saben trabajar en grupo y se comunican bien entre ellos, pero estoy seguro que ninguno de ellos podría ser capaz de dirigirlos. ―  Comento y dio un sorbo de aquel líquido. Yasu sabía muy bien con el tipo de gente que había quedado, no eran malos en lo que hacían pero simplemente necesitaban a alguien a mando y por lo que se podía observar al parecer aquel rubio podría con ellos, las palabras del contrario sonaban sinceras y no parecía que mintiera en lo absoluto, lo que si le llamo la atención fue que se diera cuenta de su raza, y es que en estos días no muchos sabían diferenciar un perro de un gato en cuanto a razas se refería literalmente. Yasu se había dado cuenta también de la naturaleza del rubio, sabía por aquel aroma y por su aura que no era ni un vampiro ni mucho menos un humano. Solo un licántropo tenía aquel “aroma”.

Durante todo este tiempo había aprendido que no debía dejarse guiar por las “guerras” internas entre vampiros y licántropos, al parecer si que eran como perros y gatos, destinados a no llevarse para nada bien, pero si Yasu necesitaba de un perro guardián para cuidar a su familia, entonces dejaría todo de lado tanto sus pensamientos como sus ideas tan solo para que aquellos estuvieran bien salvaguardados con el contrario. ―Tengo unos cuantos contratos ya impresos. ― Comento dejando el whisky de lado para abrir la cajonera y sacar unos cuantos papeles. ―Allí esta detallado un poco por encima lo que sería tu trabajo, es decir las horas aproximadas semanales y la paga. Tanto las horas como el dinero puede subir, mientras que quizás las horas en algunas semanas sean más bajas que otras. Primero y principal, quiero que vayas a casa e intentes ingresar sin presentarte como lo que serás, quiero que veas de primera mano cuan alta o baja es la seguridad, una vez tomado nota entonces sabrás en que deberás poner más refuerzos. ― Comento tomando un pluma para pasarle al contrario y tomo otra más para sacar su chequera también del cajón.

―Espero que aceptes el trabajo, realmente no he encontrado a muchos como tú que estén dispuestos a tomar el empleo. Ahora mismo si aceptas te firmare un cheque, un pequeño bono de bienvenida. Además si aceptas, la próxima semana hay un evento importante pero creo que el vicegobernador me quiere plantar una trampa, allegados a mi me lo han confirmado…. Hay mucho trabajo por delante y un buen sueldo que espera si aceptas. ― Termino de decir acomodando sus gafas y sonriendo de lado.


Si no sé amar al menos sé olvidar.


Yasulin:






#4479eb
A. Yasushiro Osaki
avatar
Vampiro

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran oportunidad [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
La imágenes aquí utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores, no son de nuestra propiedad. Agradecemos a asistenciadeforos por sus tutoriales y especialmente le agradecemos a dixinmortal por toda la ayuda que sus tutoriales y sus usuarios nos han brindado, también a A SOFT MURMUR por la paciencia y sus genialosas explicaciones. El skin pertenece enteramente al foro. Así mismo, todas las historias aquí creadas son propiedad de cada uno de los usuarios que pertenecen al foro y que consiguien hacer a Ratbagpunce.